E-mailing en Santa Cruz, ¿te conviene comprar listas de mails?

16 noviembre, 2015
Juan Carlos Durán

Ma

Como ya algunos de ustedes saben, estimados lectores, de cuando en cuando realizo formaciones en Marketing Digital. Uno de los temas que trato en estos Talleres es el E-Mailing, E Mail Marketing, o en español, Marketing de Envío de Correos Electrónicos.

Este tema suele causar gran sorpresa en los asistentes. Muchas personas llegan con la idea de que el email es una herramienta más propia del siglo XX y les cuesta creer que siga siendo eficiente. Pero lo cierto es que el E Mail continúa siendo, hoy por hoy, una herramienta muy interesante y un recurso obligado en el arsenal digital de cualquier empresa u organización.

Además de cara al branding, el humilde email se convierte en el embajador principal online de tu marca, sobre todo si envías periódicamente noticias o un newsletter. ¿No es poca cosa, verdad?

LA EFICACIA DEL EMAIL

Empecemos por una definición compartida de email marketing: es el uso de mails como herramienta de marketing, y que parte de una iniciativa nuestra (outbound) para lograr notoriedad, añadir valor y lograr una respuesta del prospecto o cliente.

Una de las características del email, si se lleva adecuadamente, es su alto grado de eficacia relativa, y por tanto, de rentabilidad, por comparación con otras herramientas online.

Un estudio del año 2013 de la firma de analítica Custora descubrió que la adquisición de clientes vía email era responsable del 7% del total de adquisiciones de sus encuestados. El estudio también demostró que la búsqueda a través de Motores de búsqueda (Google) era el canal más potente con el 16%, en tanto que Facebook y Twitter quedaban muy por detrás con menos del 3% cada uno.

En verdad que las campañas de e-mailing pueden ser muy efectivas, siempre que se den una serie de condiciones. Y llegado a este punto, entramos en la materia específica de este post: uno de los aspectos más importantes para esa eficacia es la calidad de nuestra lista de correos.

Y uno de los aspectos más controvertidos es si vale la pena comprar listas de correos. 

Sin duda se trata de un asunto muy concreto, y muy interesante y relevante además, ya que son muchas las empresas que envían mails masivos a listas compradas, sin ser conscientes de que el uso de estas listas compradas puede comprometer la efectividad de sus campañas.

COMPRAR LISTAS DE EMAILS: EL CAMINO MÁS CORTO… ¿PERO HACIA DÓNDE?

Los E-Mails son una herramienta muy interesante para llegar hasta potenciales clientes con nuestra oferta de valor. Puede ser muy útil en campañas de adquisición o de retención de clientes y en especial en el E-Commerce o Comercio Electrónico. De hecho, hoy en día es la herramienta de preferencia en la realización de campañas de Marketing Directo.

Para poder enviar correos electrónicos con la información de nuestros productos y servicios, lo primero que necesitamos, es una lista de correos de personas a las que podría interesarles nuestra oferta.

Cuando recién empezamos con nuestras iniciativas de Marketing puede ser muy tentador intentar atajos comprando una lista de nombres que otras empresas han recolectado. De hecho, es una práctica muy habitual. ¿Quien no ha recibido correos indeseados de empresas que seguramente han adquirido nuestro email de un tercero?

Por supuesto, esta es una salida fácil, pero poco efectiva. Lo ideal para obtener la máxima efectividad en la llegada de nuestros mails es reunir a través de nuestros propios medios los nombres para estas listas. Podemos hacerlo apelando a una estrategia de Marketing de Contenidos o Inbound Marketing, utilizando el Posicionamiento de Páginas Web o SEO o la Publicidad de Pago Por Click en Google.

Sin embargo, la realidad es que la gran mayoría de empresas en Bolivia que realizan mailing optan por comprar listas, por lo que es muy importante ser conscientes de que esta práctica tiene sus desventajas.

DESVENTAJAS DE COMPRAR LISTAS DE EMAILS

Todos los que estamos en el medio del Marketing Digital sabemos que comprar listas de mail es una práctica generalizada. Sin embargo, casi nadie se atreve a defenderla públicamente, básicamente porque a nadie en su sano juicio se le ocurriría defender el enviar spam, bajo riesgo de ser lapidado virtualmente en Facebook.

Igualmente es algo que se hace, básicamente porque a muchas empresas parece darles resultados, aunque también es cierto que a muchas otras no.

¿Por qué lo hacen? Porque no tienen idea de cómo plantear una estrategia completa de E-Mail Marketing, pero igualmente quieren llegar con mails hasta potenciales clientes por lo que optan por el camino fácil.

Pero no todo lo que brilla es oro y la práctica de enviar mails masivos a listas de correos compradas entraña riesgos de los que debemos ser conscientes.

En primer lugar cualquier lista que compremos muy raramente contiene únicamente nombres de potenciales clientes. A veces es posible comprar listas segmentadas por profesión, geográficamente o sector de negocio. Sin embargo, lo que no es posible es comprar una lista de la que tengamos certeza que está compuesta por personas interesadas en nuestra oferta de valor.

La segunda desventaja es que nunca podemos estar seguros de cómo se han recolectado esos nombres. Seguramente tú mismo alguna vez has recibido una llamada de alguien que quería “confirmar tu nombre y email” o quizá tuviste que entregar tu email como una condición al unirte a la Cámara de Comercio de tu ciudad. El hecho es que pocas de las personas cuyas direcciones de mail están en las listas compradas, estarán realmente interesadas en lo que tienes que decirles, básicamente porque nunca han escuchado de ti ni de tus servicios o productos.

Por tanto, existen muchas posibilidades de que al comprar listas y enviar los mails, obtengamos reacciones no muy buenas. Podríamos obtener quejas de spam, tasas muy bajas de apertura de mails al igual que bajos CTRs. Todo ello por el simple hecho de que estas personas no esperan nuestros mails ni leer sobre los temas que queremos tratar en nuestros correos.

Por otra parte, si piensas usar alguno de los servicios más comunes de Email Marketing, como por ejemplo MailChimp o AWeber, casi todos prohíben expresamente utilizar listas compradas. ¿Por qué? Porque en esos casos se suelen recibir muchas quejas de spam y estas empresas quieren proteger su reputación. De hecho al cargar listas compradas de mails muy probablemente estarás rompiendo los términos y condiciones del proveedor de servicios de mail.

ENTONCES: ¿COMPRAR O NO LISTAS DE MAILING?

De manera general, hay que decir que comprar listas de email raramente produce muy buenos resultados. Repito que la mejor manera de obtener óptimos resultados es a través de una lista de emails que se hayan obtenido dentro de una estrategia más amplia de Marketing Digital, como por ejemplo de Inbound Marketing.

Sin embargo si decides en comprar lista, te doy el siguiente consejo, que funciona muy bien, para separar el trigo de la paja.

No envíes distintos mails en seguidilla, es decir una tras otro. Primero envía un mail con alguna oferta, por ejemplo para suscribirse a un boletín o de acceso a contenidos especiales. Sólo un pequeño porcentaje de los destinatarios de tu lista tomará acción, pero ya habrás identificado a la gente que en verdad puede estar interesada en los temas y ofertas que vas a tratar en tus mails.

Si necesitas consejos sobre cómo lanzar campañas de mailing, contáctanos somos especialistas en Marketing Digital en Santa Cruz.

Ningún Comentario

Deja tu Comentario sobre este Post

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>