Cómo elegir Hosting para tu Sitio Web en Bolivia

27 junio, 2015
Juan Carlos Durán

Hosting Bolivia

Esta es una decisión muy, pero que muy importante al lanzar un sitio web y, sin embargo, a la que no se le suele dar la importancia debida.

A veces nos pasa como al cachorrito de la imagen: compramos un dominio para nuestro sitio web y al mismo tiempo nos ofrecen el hosting, vamos apretando botones de compra alegremente por internet y cuando nos hemos dado cuenta ya es tarde: hemos comprado un servicio de hosting que no sirve!!

O quizá has contratado a una empresa que te ha desarrollado el sitio web de empresa y es la misma a la que le pagas el servicio de Hosting, sin saber exactamente qué es lo que estás pagando.

Si aún no sabes de qué hablo, lo repito: este post trata sobre cómo decidir en qué Hosting tener alojada nuestra página web dirigida al mercado boliviano.

Te explicaré a la velocidad del rayo cuáles son las alternativas de Hosting más comunes y cuáles son los criterios que debes tomar en cuenta a la hora de decidir entre una u otra opción. No importa si lo que buscas es un Hosting en Santa Cruz, o un Hosting en Bolivia. Sin más dilación vamos a la cuestión.

POR QUÉ ES IMPORTANTE EL HOSTING

Decíamos en un anterior post sobre cómo registrar dominios en Bolivia, que un sitio web no puede funcionar sin un dominio propio. Pues otra cosa sin la que tampoco puede funcionar es el Hosting.

Para los amantes de la Real Academia de la Lengua Española: en español se dice “Alojamiento Web”, pero todo el mundo utiliza el anglicismo “Hosting”.

Muchas personas no saben qué es el Hosting, así que lo explico brevemente. Ahí tendrás una primera noción de su importancia.

Tu sitio web está compuesto de archivos informáticos de distinto tipo. Todos estos archivo se tienen que almacenar en una computadora que está conectada permanentemente a internet. A esta computadora se la llama “servidor web”, porque sirve las páginas del sitio web a pedido del internauta. Funciona con un software especial que acepta las peticiones de usuarios en internet y les muestra, en respuesta, el sitio web. En realidad es un poco más complicado que eso, pero básicamente funciona así.

A menos que trabajes para una gran empresa como un Banco o una Telefónica, que suelen tener su propio servidor con una conexión potente y permanente a internet, lo más probable es que necesites contratar una solución de hosting, es decir alquilar un espacio en un servidor.

Puedes contratar el hosting al proveedor original directamente, que son empresas que están fuera de Bolivia. O bien puedes contratarlo a un intermediario que suele ser una empresa de desarrollo web local (en Convierte ofrecemos este servicio) y que se hace cargo de que todo funcione en orden.

Esta última suele ser la opción de preferencia si no tienes los recursos humanos o conocimientos técnicos para gestionar la parte técnica del hosting. Lógicamente es más cara que la primera.

En ambos casos, hay varias opciones a la hora de contratar el hosting.

DISTINTOS TIPOS DE HOSTING

Lo primero que descubrirás al entrar al mundo de la oferta de hosting (no tanto) es que hay muchas opciones y pueden ser confusas.

Te lo resumo así: los vendedores de hosting ofrecen básicamente existen 4 tipos de hosting distintos.

Antes de enumerarlas, quiero lanzar una advertencia apocalíptica: evita las cuentas “gratuitas de Hosting” Ya sé que es muy tentador como negocio pequeño empezar con una de estas, pero lo mejor es evitarlas desde un inicio.

¿Por qué? Porque no ofrecen la funcionalidad ni flexibilidad de un hosting de pago, suelen no admitir el uso de dominios para tu sitio web y el soporte técnico es prácticamente inexistente. Y claro, al ser gratis, si luego tu sitio web desaparece del mapa y nadie te da una solución, ya puedes prepararte para ir a llorar tus penas al río. Recuerda: si lo barato sale caro, lo gratis ya ni te cuento.

Dicho esto, vamos con los 4 tipos de Hosting:

1. Hosting compartido

Con el hosting compartido lo que haces es alquilar, precisamente, un espacio compartido en un servidor. Allí tu sitio web estará alojado junto con otros sitios web (cientos y a veces miles). Cada sitio web tiene su propio espacio en el servidor en el que se pueden subir los ficheros del sitio web.

Ojo con lo siguiente: no tienes manera de elegir con qué otros sitios web compartes el servidor y esto a veces es problemático, porque si son sitios pornos o de hackers esto puede afectar negativamente a tu sitio web, bien con virus, penalizaciones en Google, o problemas con el envío de tus emails.

El Hosting compartido es la forma más común y barata de hosting, precisamente porque se comparten los gastos del Servidor. Pero no olvidemos que también se comparte la potencia y rendimiento del servidor y las posibilidades de configuración son limitadas. Si tu sitio web tiene bastante tráfico, funcionalidades específicas o requerimientos especiales de seguridad, esta opción no te vale.

No obstante, para la mayoría de sitios web – especialmente de negocios y organizaciones pequeñas- suele ser suficiente.

2. Hosting Virtual Dedicado

En este caso, tenemos un único servidor físico, que es dividido en unos pocos servidores virtuales.También se lo conoce como servidor privado virtual (VPS en inglés).

La diferencia con la anterior alternativa es que se tiene completo control administrativo sobre el espacio virtual, es decir sobre la administración y configuración del servidor. Por otra parte también se tiene más potencia y espacio para el sitio web, que es importante si tenemos mucho tráfico. Sin embargo, se siguen compartiendo recursos con otros sitios web.

Evidentemente esta opción es más cara que la primera.

3. Hosting Dedicado

Es una solución que provee un servidor entero dedicado exclusivamente para tu sitio web. No se comparte espacio ni recursos con nadie, lo que implica que tampoco se comparten los gastos, por lo que el hosting dedicado es comparativamente el más caro de todos.

El hosting dedicado ofrece mucho más poder y flexibilidad y capacidad en términos de espacio y de banda ancha ( es decir el tamaño de archivos que puede almacenar y la cantidad de conexiones simultáneas de usuarios que puede soportar), por lo que es una buena solución para sitios web de alto tráfico. Dada esta flexibilidad requieren un conocimiento técnico para administrarlos.

4. Cloud-based

Un comentario adicional sobre otro tipo de Hosting: el “de la nube” o “cloud-based”.- El hosting basado en la nube se diferencia de los modelos tradicionales de hosting en que se paga por los recursos que se usan, mas que pagar por un espacio fijo en un hardware. Cuando el hosting está en la nube, el servidor virtual es una entidad virtual, no existe en un espacio físico único, sino que está distribuido en varios servidores especiales, que comparten recursos e información entre ellos. Su ventaja: se supone que es más eficiente en costes, porque solo se usa lo que se necesita y a medida que crece el uso se incrementa el coste.

QUÉ OPCIÓN DE HOSTING ELEGIR

Si no sabes bien que elección es la que te conviene, pregunta a profesionales que para eso estamos, para ayudarte a que tomes la mejor decisión según tus necesidades.

De manera general la decisión dependerá básicamente de: a) tamaño que tenga tu sitio web, b) de las funcionalidades que ofrezca y por tanto de la configuración que el servidor requiera y, por último, c) de los niveles de tráfico que esperes recibir o que ya esté recibiendo.

Una elección adecuada de hosting es una decisión muy importante, porque influye en la cantidad del tiempo de carga de tu sitio web, y por tanto de una buena experiencia de los usuarios del sitio y en el posicionamiento de tu página web en Google.

¿Quieres saber más sobre qué hosting te conviene para tu sitio web? Ofrecemos Servicios de Hosting en Santa Cruz. Contáctanos, somos la mejor alternativa de Marketing en Santa Cruz.

Ningún Comentario

Deja tu Comentario sobre este Post

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>